Listas

7 motivos para calificar a Cate Blanchett como un búfalo

cate-blanchett-for-giorgio-armani-si-eau-de-toilette_2Antes de comenzar a argumentar el por qué de que Cate Blanchett sea la que inicia esta serie, debería explicaros qué significa ser un búfalo. Un búfalo probablemente no tenga una definición única ni unificada bajo una serie de estrictos criterios. Lo bueno es que búfalo no es una definición, es una forma de encarar no solo el cine, sino la vida en sí. Una forma de afrontar los obstáculos sin temor y con una sutileza enfrascada en cualidades propias de otra época. La cursilería no debería predominar a la hora de definir el termino o actitud, pero la dimensión de lo que -para mí- significa, es enorme. Un búfalo sobre todo, tiene talento, talento para ser distinto, para, respetando cánones de la clásica perfección cinematográfica, sepa marcar su estilo y sobresalir en una época de cine sin etiquetas. El método y lo que conllevó la generación de oro del Actors Studio de los años 50 (con Newman, Dean, McQueen…) es solo un punto de partida, los mimbres de la cualidad búfala. Aquellos personajes que definamos como búfalos podrían perfectamente haber abanderado el cine de otra época, poseen la divinidad de lo clásico, pero con el doble merito de representarlo en la actualidad.

Y ahora, ¿por que Cate Blanchett es un búfalo? A riesgo de ser mitomano, Clate Blanchett aglutina una serie de cualidades que, como todo búfalo, podríamos reducir al talento. Demostrado en innumerables ocasiones, Galadriel no solo continúa el perfil Meryl Streep de mujer fuerte, con carácter, y sobre todo, con talento, sino que además ha interpretado papeles que ya no concebimos sin su rostros, sin sus facciones, sin su mirada, sin esa forma de concentrar la atención bajo una voz mas magnética que dulce, una voz que embelesa.

Encontró su vocación tras un año de viajecate blanchett young

No es tan llamativa la tradición anglosajona de conocer mundo un año después de acabar los estudios secundarios y antes de matricularse en la universidad, como el hecho de encontrar y desarrollar tu vocación en ese mismo viaje. Blanchett participó en un rodaje en El Cairo, de pura casualidad, a los 18 años. En ese momento supo que tenía un talento oculto que debía trabajar. Y así fue como Sidney vio cómo desarrollaba ese don.

Interpretó a Bob Dylan

bob dylan cateAsustó. Relamente asustó lo que hizo Blanchett en ‘I’m not there’, la travesía biográfica de Bob Dylan. Si la perfección se adheriese en su totalidad a criterios formales, Blanchett enarbolaría todos ellos. Dejó al público y a la crítica sin aliento con una de las mejores metamorfosis de los últimos años, una mímesis que ya querría Jhonny Depp.

Ganó su primer Oscar por interpretar a Katherine Hepburn

Cate-Blanchett-AviatorScorsese impulsó la carrera de Banchett gracias a su papel de Katherine Hepburn en ‘El aviador’. La mejor actriz de reparto interpretó a una de las actrices más influyentes de la historia del cine, y su acento británico (aunque no lo sea) contribuyó a, si comparamos ciertas escenas de sendas actrices, que la interpretación fuese sencillamente perfecta. Asumir el rol de una figura de tal dimensión conllevaba sus riesgos, pero Cate no solo hizo del papel una forma de reivindicarse, sino que ganó un premio con él.

No confía ni en las críticas ni en los halagos

galadrielRecientemente, en la promoción de la película ‘Carol’, Blanchett comentó esto al ser preguntada sobre la cantidad de halagos que estaba recibiendo en los últimos años: “Si te crees lo que dicen bueno de ti, te tienes que creer también lo que dicen malo. Está en el contrato. Y eso no. A los que me critican, ni agua”. Y es que Cate no es una mujer que se preste a que regalen sus oídos.

Se alzó con una estatuilla por una película de Woody Allen

blue-jasmineNo es que sea algo destacable (al margen del hecho de conseguir el premio en sí) que premiasen con un Oscar su actuación en una película de Allen. El genio neoyorkino ha logrado que muchos personajes de su filmografía se coronen, pero la cantidad de grandes estrellas que han pasado desapercibidas ante la Academia es innumerable. Una de las mejores películas de Woody Allen en lo que va de siglo (con perdón de Midnight in Paris). Blue Jasmine se encuadra en ese selecto grupo de obras de Woody Allen en las que los nombres de la protagonistas titulan la obra, como en Annie Hall, Alice y Vicky, Cristina y Barcelona. No concibo una Jasmine tan potente y, en consecuencia, una película tan volcada en su protagonista, sin Cate Blanchett.

Es la imagen de Armani

cate blanchett armaniClase, elegancia, exclusividad, porte, distinción… Blanchett es Armani, la etiqueta británica encabezando una campaña de corte italiano. Las sinergias entre la marca y lo que Cate representa son evidentes, pero para concretarlas solo hizo falta poner 10 millones de dólares sobre la mesa, calderilla si afirmamos no poder desprendernos del spot y de su acento británico pronunciando en italiano: “Sì ai sogni. Sì alla libertà. Si alla vita. Si al silenzio. Si alla seduzione. Sì alle emozioni. Sì alla follia. Sì all’amore. Sì a un nuovo inizio. Sì alla serenità. Sì alla forza. Sì alla noi due. Sì a me stessa. Sì. Il nuovo profumo. Giorgio Armani.

Confirmó abiertamente su bisexualidad

cate blanchett bisexualCasada, madre de 4 hijos, y en la promoción de su última película, ‘Carol’, confesó abiertamente haber mantenido relaciones sexuales con varias mujeres. En Australia fue un detalle recibido con cierto escepticismo. ¿Por qué confesarlo justo ahora? ¿Tenía algo que ver con que esa misma película estuviese centrado en un amor lésbico? En cualquier caso, las reflexiones sobre su confesión fueron múltiples, y ella no quiso dar más detalles para seguir alimentando la curiosidad.

Artículos relacionados

Comentarios

Comentar